Búsqueda Avanzada

0 EUR a 9.500.000 EUR

Más opciones de búsqueda
encontramos 0 resultados
Sus resultados de búsqueda

El compromiso de HZ Inmobiliaria con nuestros clientes es la absoluta transparencia

Publicado por Laura Pérez en 6 noviembre, 2020
| blog
| 0

– Haga el favor de poner atención en la primera cláusula porque es muy importante. Dice que… la parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte. ¿Qué tal, está muy bien, eh?
– No, eso no está bien. Quisiera volver a oírlo.
– Dice que… la parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte.
– Esta vez creo que suena mejor.
– Si quiere se lo leo otra vez.
– Tan solo la primera parte.
– ¿Sobre la parte contratante de la primera parte?
– No, solo la parte de la parte contratante de la primera parte.
– Oiga, ¿por qué hemos de pelearnos por una tontería como ésta? La cortamos.
– Sí, es demasiado largo. ¿Qué es lo que nos queda ahora?
– Dice ahora… la parte contratante de la segunda parte será considerada como la parte contratante de la segunda parte.
– Eso si que no me gusta nada. Nunca segundas partes fueron buenas. Escuche: ¿por qué no hacemos que la primera parte de la segunda parte contratante sea la segunda parte de la primera parte?

Aunque este diálogo surrealista de Groucho Marx no sea más que una parodia, ¿quien no se ha sentido así alguna vez? Oferta de compra, reserva, contrato de arras, contrato de compraventa, alquiler con opción a compra….son términos que a todos nos suenan cuando estamos inmersos en un proceso de compraventa de una vivienda, pero posiblemente no sean documentos que estemos acostumbrados a manejar en nuestro día a día. Es normal, si no eres un profesional del sector, que no te topes con este tipo de nomenclatura mas que una o dos veces en tu vida, ¡no todos los días se vende o compra una vivienda! Consecuentemente, es normal no conocer las leyes que los rigen, tener dudas al respecto, y necesitar la ayuda de un gestor inmobiliario para formalizar estos trámites.

El compromiso de HZ Inmobiliaria con nuestros clientes es la absoluta transparencia. Nuestros contratos son claros, sin letra pequeña, sin dobles intenciones, nuestros clientes deben sentirse totalmente seguros de lo que están firmando, y si no lo están, aquí estaremos siempre para poder aclarárselo. Contratos auto renovables, sin plazos definidos, o la falta de un trabajo previo en la redacción del documento puede acarrear terribles consecuencias para las partes.

En HZ Inmobiliaria, comprobamos minuciosamente toda la documentación previa a la firma de cualquier documento legal, relativa a la vivienda y los intervinientes: quienes son los propietarios y que documentación lo acredita, la situación legal de la finca, el estado de cargas…y un largo etcétera de trámites que garantizan que nuestras operaciones llegan a su culminación en notaría completas, legales y sobre todo, con el total conocimiento de la situación por ambas partes. Es por esto que entregamos siempre justificante de todos los pagos realizados, muy importante desde el punto de vista jurídico y fiscal, además de ser una norma de obligado cumplimiento y de no hacerse, menoscaba gravemente el interés del cliente al restarle soporte jurídico-documental a la operación además de las posibles deducciones fiscales.

Compra o vende tu vivienda con la tranquilidad y el respaldo de una empresa con más de 30 años de trayectoria en Canarias, con profesionales de confianza y asesoramiento jurídico gratuito.

¿O prefieres ser la segunda parte de la parte contratante de la primera parte…..? ☺

Comparar Listados